CET NGC1068 & M77

Messier 77, NGC 1068 – Cetus A

Messier 77 (NGC 1068) es una galaxia espiral barrada en Cetus. Tiene un núcleo activo, que corresponde a la fuente de radio Cetus A; M 77 es el prototipo de las peculiares galaxias Seyfert.

Messier 77 fue descubierta por Pierre Méchain en 1780, quien la describió inicialmente como una nebulosa. Méchain comunicó su descubrimiento a Charles Messier, que la listó como objeto 77º en su catálogo. Aunque tanto Messier como William Herschel describen esta galaxia como un cúmulo de estrellas, M 77 fue una de las primeras galaxias espirales reconocidas, listada por Lord Rosse como una de las 14 «nebulosas espirales» descubiertas hasta 1850.

Halton Arp listó Messier 77 con el nº 37 en su Catálogo de Galaxias Peculiares, y la describió como una «espiral con un compañero de bajo brillo superficial en el brazo».

Observación aficionada

Una galaxia espiral visible de magnitud visual 8,9, Messier 77 puede ser fácilmente encontrada 0,7° al sureste de Delta Ceti. En telescopios de aficionados, los 2′ centrales de esta galaxia espiral casi de frente dominan la vista, y muestran una notable detalle con un aumento mayor en instrumentos de mayor tamaño. M 77 es una galaxia inusual, que contiene tres conjuntos distintos de brazos espirales. Tiene un disco alargado brillante de 7′ x 6′ NNE-SSO, que contiene un núcleo excepcionalmente grande muy luminoso. El disco está moteado, con líneas oscuras y fragmentos luminosos de los brazos espirales. A 175x, un núcleo estelar se hace visible en el centro.

Messier 77 es el miembro dominante de un pequeño grupo físico de galaxias, que incluye NGC 1055 (Sb), NGC 1073 (SABc), UGC 2161 (Im), UGC 2275 (Sm), UGC 2302 (Sm), UGCA 44 (I). Las galaxias cercanas NGC 1087 (Sc), NGC 1090 (S-), y NGC 1094 (SABb-) son objetos de fondo, como indican sus mucho mayores desplazamientos hacia el rojo.

Estructura y Propiedades

M 77 está a unos 60 millones de años luz de distancia, y se aleja de nosotros a 1100 km/s, como fue medido por primera vez por Vesto Slipher del Observatorio Lowell en 1914; era la segunda galaxia encontrada con un gran desplazamiento al rojo (después de la galaxia Sombrero, M 104). Esta magnífica galaxia es una de los más grandes en el catálogo de Messier: su parte brillante mide alrededor de 120000 años luz de diámetro, pero sus tenues regiones exteriores se extienden a casi 170.000 años luz.

Esta galaxia es una magnífica espiral con brazos amplios y estructurados. En su región interior, éstos muestran una población estelar joven, pero lejos del centro están dominados por una población estelar lisa de color amarillento, más vieja. El disco interior de M 77 está inclinado respecto a nuestra línea de visión en 51°, y contiene 27 mil millones de masas solares – pero la masa total de la galaxia debe ser del orden de 1 billón de masas solares.

Actividad Seyfert

Messier 77 es la más cercana y la más brillante de las galaxias Seyfert, nombradas por Carl K. Seyfert, quien las describió por primera vez en 1943. Estos sistemas tienen núcleos brillantes semejantes a estrellas; espectros de línea de emisión peculiares; y potente emisión de radio. Las líneas anchas de emisión de M 77 indican nubes de gas gigantes que se mueven rápidamente fuera de su núcleo a varios cientos de km/s. Se requiere una fuente de energía enorme para generarlas, que debe encontrarse en el núcleo de la galaxia.

Se descubrió que este núcleo era una fuente de radio potente, descubierta en 1952 y designada Cetus A. Investigaciones ópticas con el telescopio espacial Hubble y observaciones en infrarrojo con el telescopio Keck de 10 metros han puesto de manifiesto que Cetus A es una fuente puntual, de menos de 12 años luz de diámetro, rodeada por una concentración de estrellas o materia interestelar de 100 años luz de extensión. 

En el caso de M 77, el objeto central responsable de la actividad Seyfert ha resultado ser un agujero negro supermasivo, con cerca de 10 millones de masas solares. Un disco gigante que contiene moléculas de agua, de unos 5 años-luz de diámetro, gira alrededor de este objeto. En el disco interior, rodeando al núcleo activo, se han encontrado nebulosas de emisión con una actividad intensa de formación de estrellas. Estas regiones de formación de estrellas son quizás las más luminosas conocidas dentro de una distancia de 100 millones de años luz.

Los núcleos activos de las galaxias Seyfert podrían considerarse como cuásares en miniatura. Probablemente todo tipo de núcleos galácticos activos, incluyendo los núcleos de las galaxias Seyfert, galaxias de radio, quásares, objetos BL Lacertae, tienen la misma causa física: un agujero negro supermasivo central que acumula materia gaseosa de su vecindario. La variedad de fenómenos observados es simplemente una consecuencia de diferentes ángulos de visión, y diferentes tasas de materia que cae en esos objetos.

M77

Fotos: 36x300s = 3h

Deja una respuesta