OPH Mitología

Historia y Mitología

Ofiuco fue una de las 48 constelaciones registradas por Ptolomeo en el siglo II dC. Ophiuchus se traduce del latín como «el que sostiene la serpiente» y en la mitología griega representa a Asclepio, el sanador. La constelación Serpens es la serpiente que agarra Ofiuco, en una lucha celeste interminable. Como resultado de esto, las dos constelaciones forman una agrupación parcialmente cohesionada de estrellas y con frecuencia se representan juntas. Esta constelación antigua se ha asociado con muchas figuras mitológicas a través de diferentes culturas.

Ophiuchus, del atlas estelar de 1603 de Johann Bayer, Uranometria. La zona sombreada es la región zodiacal alrededor de la eclíptica.

En la mitología griega, Ofiuco es el hijo del dios Apolo y la humana Coronis. Todavía embarazada del hijo de Apolo, se dijo que Coronis fue infiel a Apolo. En retribución, Apolo mató a Coronis, sacó al niño del cuerpo de Coronis cuando estaba sobre la pira funeraria y presentó al semidiós rescatado a Quirón el centauro. El niño fue llamado Asclepio, y Quirón fue encargado de criar al niño. Educado por Quirón, Asclepio aprendió el arte de la curación del centauro. Una vez Asclepio hubo crecido, mató a una serpiente y vio como otra serpiente ponía hierbas curativas sobre la serpiente muerta. De esta manera, la serpiente muerta supuestamente resucitó, y Asclepio descubrió la forma de resucitar a los muertos.

Hades se preocupó de que si Asclepio extendia su nueva sabiduría la humanidad se convertiría en inmortal. Por temor a una pérdida de las almas que entraban en su reino, Hades suplicó a Zeus que matara a Asclepio. Zeus accedió y golpeó a Asclepio con un rayo. En honor a sus buenas acciones, sin embargo, Zeus colocó a Asclepio en los cielos como Ofiuco. Para los griegos, esto explica la inevitabilidad de la mortalidad y de los límites de las artes curativas.

 

En la astrología china, Ofiuco se compone de gran parte del mercado celeste.

Deja una respuesta