CYG NGC6992 & C33

NGC 6992, NGC 6995 – La nebulosa del velo del Este

La nebulosa del velo es un remanente de supernova grande y relativamente tenue en la constelación de Cygnus. También conocido como el Bucle de Cygnus o la nebulosa de la Escoba de la Bruja, es una joya celeste de verano favorita, especialmente su segmento oriental NGC 6992-95.

El Velo fue descubierto el 5 de septiembre de 1784 por William Herschel. Es tan grande – seis veces el diámetro de la Luna llena – que sus partes más brillantes aparecían como diversas nebulosas difusas visibles, y se les asignaron números NGC distintos: NGC 6960, 6979, 6992 y 6995. Incluso William Herschel los tenía como objetos separados: H 2.206 = NGC 6979, H 5.14 = NGC 6992/95, H 5.15= NGC 6960. Describió el extremo oriental de la nebulosa como «ramificación de nebulosidad … la siguiente parte se divide en varias corrientes que se unen de nuevo hacia el sur».

A pesar de su brillo general de una magnitud de 5, este objeto sólo es visible a simple vista bajo excepcionalmente buenas condiciones de visión, porque su luz se distribuye sobre un área tan grande. NGC 6992 y NGC 6995 son las únicas partes del remanente de supernova que se pueden ver sin lugar a dudas en prismáticos. Búsquelos 3,5 grados al sureste de Epsilon Cygni y 2,5 grados al norte de 52 Cygni. La nebulosa del velo del Este aparece como un anzuelo algo hinchado nebuloso tenue, cuyo eje apunta directamente a Epsilon Cygni.

NGC 6992-95 es sólo una pequeña porción de la parte oriental del Bucle de Cygnus – una carcasa casi esférica grande y brillante de gas, de unos tres grados de diámetro. El Bucle de Cygnus es la expansión de los restos de una estrella que explotó hace entre 5000 y 8000 años. La onda expansiva de la explosión excita el medio interestelar tenue y hace que brille. La nebulosa (y por lo tanto su estrella precursora) está a cerca de 1900 años luz de distancia, y tiene cerca de 100 años luz de diámetro.

NGC6992 & C33

Fotos: 10x240s 10x300s = 1h 30min

Deja una respuesta