VIR Historia y Mitología

Historia y Mitología

La constelación de Virgo fue registrada por Ptolomeo en el siglo II dC. El nombre Virgo es latín y se traduce como «joven doncella» o «virgen». La constelación tiene muchas asociaciones mitológicas en las culturas griega, romana, china e incluso babilónica. En griego, Virgo se asocia principalmente con Dike, la hija de Zeus y Temis. Dike es la diosa griega de la justicia que, habiendo vivido durante la edad de oro, deseaba continuamente su retorno. Se dice que a medida que avanzaban las edades, Dike quedó más descorazonada con la decadencia moral de la humanidad. En algún momento durante la edad de hierro, asqueada por la codicia humana, desplegó sus alas y se fue a su casa en las montañas para residir en los cielos. Ahora se encuentra apropiadamente al lado de Libra, la balanza de la justicia.

 

Virgo, del atlas estelar de 1603 de Johann Bayer, Uranometria. La zona sombreada es la región zodiacal alrededor de la eclíptica.

 

Demeter, hija de Cronos y Rea, era hermana de Zeus. Para los griegos, era la diosa asociada a la cosecha y por lo tanto es el mejor argumento para la denominación de la estrella más brillante de la constelación. Esta estrella, Spica, que significa «espiga», se representa generalmente como sujetada en la mano izquierda de Virgo. Cuando la estrella se elevaba justo antes que el Sol, indicaba a los griegos que era el momento cosechar el grano.

En la mitología griega, Virgo se asocia también con Perséfone. Tal vez Perséfone, hija de Demeter y Zeus, es el mejor argumento para el nombre de «Virgo». Perséfone pudo haber permanecido virgen, si no hubiera sido llevada al inframundo con Hades. Al ver a Perséfone recogiendo flores en Sicilia, Hades quedó cautivado y la secuestró con la intención de convertirla en su reina.

Demeter, después de conversar con el Sol, que había observado el carro negro de Hades llevarse a la chica con él al inframundo, se acercó con rabia a su hermano Zeus. Zeus accedió a ayudar a llegar a un acuerdo con Hades. El dios del inframundo propuso un compromiso por el que su nueva esposa podía volver a la superficie la mitad de todos los años. Lamentando la pérdida de su hija, Demeter, como diosa de la cosecha, se preocupa menos por el mundo y permite que los cultivos mueran y los vientos invernales soplen. Cuando Perséfone regresa a la tierra todos los años, el espíritu de Demeter se vuelve a animar, y permite que el mundo florezca una vez más, completando así la alegoría griega que explica las estaciones.

La constelación contiene también las dos primeras casas lunares en la astrología china. La primera es Jiao «el cuerno», y se compone de Spica y ζ Virginis. La segunda es Kang «el cuello», y se compone de λ Vir, κ Vir, ι Vir y π Vir. Estas fueron la primera de muchas «puertas» por las que pasa la Luna.

Se decía que α Virginis era la casa de Shou Hsing, el dios de la longevidad. Shou Hsing era conocido por jugar con el espíritu de la Carro del Norte, Pei Tou, para determinar la duración de la vida humana. Shou Hsing determinaría la fecha de nacimiento, mientras que Pei Tou determinaría la fecha de la muerte. Se dice que el gran cazador Chao Yen los encontró jugando una tarde en el bosque, después de cazar con éxito dos grandes ciervos. Chao Yen se enfrentó a los espíritus, sabiendo que sólo iba a vivir hasta la edad de 19. Se pusieron de acuerdo en invertir sus caracteres en el libro de la muerte para que dijera «noventa» en lugar de «diecinueve» y tomaron sus ciervos como tributo.

Una interpretación más antigua de la zona se encuentra en el MUL.APIN y puede datar hasta de 1000aC. En este compendio la constelación era conocida como «El Surco». Una diosa de la guerra y la cosecha de grano, Shala era conocida por los antiguos babilonios por llevar su «espiga» representada por la estrella Spica.

Los primeros cristianos creían que Virgo representa a la Virgen María.

Deja una respuesta